José Eulogio Liviano

Todos tenemos comentarios, aquí algunos de los míos.

Archive for the ‘George Orwell’ Category

Nava y Paredes: Orwellianos

leave a comment »

Escuché en la radio que el llevado y traído acuerdo “coalición por ley de ingresos” fue para mantener la gobernabilidad del país.  Si recuerdo bien, César Nava aventó esa declaración. ¿Se supone que debemos extraer como corolario que no es un acuerdo para el beneficio personal y partidista de los involucrados?, ¿todavía en el 2010 se esgrimen argumentos de sacrificio y nobleza por parte de quienes toman las decisiones y reparten el dinero?

Parece sacado de “Animal Farm” de George Orwell. Lectura obligada para entender la dinámica del poder, aun cuando el libro se escribió hace más de 60 años.

Written by Me

marzo 11, 2010 at 9:10 am

Pobre Venezuela

leave a comment »

Hoy en la mañana escuché a Hugo Chavez cantando un fragmento de “México Lindo y Querido”, el dictador se apareció en México para participar en la Cumbre de Río. Como se ha visto en ocasiones anteriores, Chavez sí participa en este tipo de reuniones, pero no colabora. Chavez está sólo interesado en él mismo y en contemplar la distorsionada imagen que ha generado de su propia persona. Chavez viene a México a pontificar, a poner el ejemplo, a demostrar su poder y su firmeza como dictador de Venezuela.

Y digo pobre Venezuela porque diría lo mismo de cualquier país que tenga a un demente manejando su destino. Recientemente vi un video de Chavez haciendo un despliegue tristísimo de su poder; mientras caminaba con un séquito de lamebotas decidía ahí, justo en el momento, expropiar predios que estaban a su alrededor. Y la escena fue triste porque vi al jefe de un país tomando decisiones de la misma forma en que Michael Jackson decidía apropiarse de ornamentos inútiles para su casa. Vi en el despliegue la insalvable inferioridad de el hombre que decide todo por Venezuela. Hugo Chavez no tiene la estatura moral, emocional,  ni intelectual para dirigir a un país.

El destino de Venezuela es muy parecido a la actualidad de Cuba, pero con la desventaja de no poder aprender de un modelo Soviético que, dentro de sus insostenibles arbitrariedades, había descifrado algunos mecanismos eficaces para la alfabetización y el desarrollo del deporte y las artes. Chavez está guiándo a su país al desastre sin el placebo de las medallas olímpicas, el buen ballet y el disfrute de la buena lectura. Y no se engañe nadie diciendo que “El Sistema”  y Gustavo Dudamel son producto de la Venezuela de Chavez, las contribuciones del maestro Jose Antonio Abreu perduran a pesar del régimen actual.

Pobre Venezuela, ojalá se despoje pronto de este orweliano personaje, que a diario se esfuerza por despojar a Venezuela de su futuro.

jeliviano

Written by Me

febrero 22, 2010 at 12:40 pm

(Influencia Orwell) el castellano

leave a comment »

No tengo problema con que el castellano, o cualquier idioma, vaya ampliándo las palabras con que cuenta o vaya variando el significado de palabras ya existentes. Después de todo el español (va ahí una variación) es una lengua viva y es normal que cambie. Sin embargo, algo que me parece importante es que esos cambios correspondan al fortalecimiento del idioma como herramienta que nos ayuda a pensar y a comunicarnos. No es que esté en contra del cambio, estoy en contra de lo que nos hace ignorantes.  Aquí comentaré algunas palabras nuevas que se han agregado al español, al menos al español de mi región, y son palabras que no cumplen con su misión de ayudarnos a pensar mejor.  También comentaré alguna que ha cambiado su significado debido a la ignorancia generada por la pereza.

Arranquemos con Aperturar. Existe un verbo Abrir, el cuál está relacionado al sustantivo Apertura. El verbo Aperturar es nuevo y principalmente es usado en el mundo de las cuentas bancarias, cuentas de crédito, cuentas de servicios, etcétera. Uno perfectamente puede abrir una una cuenta de crédito y conservar sus documentos relacionados a la apertura, pero alguien inventó un día una palabra pretensiosa, sólo con el fin de sofisticar artificialmente una acción ordinaria, la acción de abrir algo. Inventar la palabra sin rectitud de intención no ayuda al lenguaje ni a nuestros semejantes.

Sigamos con Ofertar. Existe el verbo Ofrecer relacionado al sustantivo Oferta. De nuevo esta nueva palabra está relacionada al mundo de los negocios, lo cuál sugiere una tendencia hacia la ignorancia y la pretensión en la iniciativa privada. Los oferentes se volvieron Ofertantes y las conjugaciones del verbo original como ofrezco, ofreces, ofrecemos se conviertieron en las superfluas oferto, ofertas, ofertamos. Dicen que Hugo Sánches (entre otros) adoptó el acento español debido a un complejo de inferioridad, ¿será esa la razón por las que se inventan palabras de pirotécnia?

Ahora viene la acción y efecto de influenciar. Alguna vez encontré en un diccionario que ésta palabra es equivalente a Influir, siendo esta segunda la palabra original en el castellano. La influencia es el sustantivo relacionado a influir, pero de nuevo estas dos palabras eran demasiado simples y fue necesario inventar una nueva que sirve extáctamente para lo mismo.

Ahora vamos a las palabras que cambian su significado. Primero veamos una que se usa sobre todo en los diarios: coloso. Resulta que en México al estadio azteca le dicen “el coloso de Santa Úrsula”. La razón es que el estadio puede albergar poco más de 100mil personas, lo cuál lo convierte en uno de los estadios más grandes del mundo. Posteriormente, algunos aspirantes a periodistas han interpretado que coloso es lo mismo que estadio, de manera que cualquier campo de fútbol es llamado coloso, aunque quepan menos de 3mil personas. La confusión puede venir de la palabra coso. La plaza de toros de la Cd. de México es conocida como “el coso de Insurgentes”, que aunque no es un estadio, sí es un sitio con graderío y un escenario central donde los protagonistas del evento realizan actos que interesan lo suficiente al público como para congregarse ahí y, por lo general, pagar dinero a cambio de que se les permita asistir. Me ha tocado ver a coso ser usada inapropiadamente, igual que coloso, y algunas veces intercambiadas una por otra. En esta época de diccionarios en línea no es aceptable que alguien no verifique el significado de una palabra antes de usarla en una publicación profesional.

Finalmente viene Pretender. Cuento largo a corto; pretender en español es sinómino de aspirar, querer, buscar. Pretender en inglés, o su cognado Pretend se refiere al engaño, la argucia, la falsedad. Ahora en español queremos aparejar el fingir con el pretender, cuando son dos cosas difetentes. Ignorancia, inferioridad, pereza y pretensión todas juntas. 

jeliviano

Written by Me

febrero 20, 2010 at 3:09 pm

Orwell

leave a comment »

Hoy leí un texto de George Orwell llamado Politics and the English Language. Ya lo había leído antes, pero esta vez lo encontré inspirador y medio un par de ideas para escribir algo pronto.   El texto es muy bueno (por decir lo menos) y muestra, con las palabas más simples, como uno puede conferir mensajes densos y valiosos usando las palabras más simples.

Aquí copio sólo un fragmento del texto (reconsidero, el texto es exquisito), y lo hago porque me pareció muy divertido este fragmento en particular, además de que me pareció fascinante como las ideas de un hombre ya muerto me hacen reir. Aquí va el tramo de texto que me hizo echar una carcajadita. No sé si sacar el fragmento del texto completo le quite el sentido, si acaso no lo tiene sólo hay que dar doble click en el link que viene en la primera línea de esta entrada.

/\/\/\/\/\/\/\/\/\

I am going to translate a passage of good English into modern English of the worst sort. Here is a well-known verse from Ecclesiastes:

I returned and saw under the sun, that the race is not to the swift, nor the battle to the strong, neither yet bread to the wise, nor yet riches to men of understanding, nor yet favour to men of skill; but time and chance happeneth to them all.

Here it is in modern English:

Objective considerations of contemporary phenomena compel the conclusion that success or failure in competitive activities exhibits no tendency to be commensurate with innate capacity, but that a considerable element of the unpredictable must invariably be taken into account.

/\/\/\/\/\/\/\/\/\

Dude, that was just beautiful. El mismo Orwell reconoce que es una parodia, pero sirve perfecto a su propósito. Gracias vida por George Orwell.

jeliviano

Written by Me

febrero 19, 2010 at 10:40 pm

Publicado en George Orwell

Tagged with