José Eulogio Liviano

Todos tenemos comentarios, aquí algunos de los míos.

Archive for diciembre 2012

Nuevo romance paranormal adolecente

leave a comment »

En una sección de la librería Barnes and Noble de una ciudad de Estados Unidos encontré la siguiente categoría de libros: “New Teen Paranormal Romance”. Por un momento me pareció una exageración, pero después de todo así son las cosas en Estados Unidos.

Cualquiera que haya visitado los Estados Unidos alguna vez se habrá dado cuenta que ahí venden absolutamente todo. Este es el país donde se han perfeccionado todas las técnicas de venta, donde existen todos los productos que se comercien en el mundo, y  donde se ha hecho la segmentación de mercado más fina y precisa. Nadie le gana a los gringos a vender, nadie.

Esta categorización de géneros literarios es sólo una extensión de lo que se ha visto por años. Por ejemplo, en la década del 50 se vendía leche. Décadas después la “leche” no era suficiente, así que se vendió leche deslactosada. Posteriormente había leche, leche deslactosada y agregaron leche “low fat”. Luego un día se agregó leche “low fat” con la precisión del 2% o 1% o el % que aplique. Así que hoy puede comprarse leche deslactosada “low fat” al 2%. Desde luego que también hay leche de soya, con una interminable lista de apellidos.

Aquí otro ejemplo de productos sobre-especificados para satisfacer al consumidor: uno puede ordenar un café, mocca, caliente, con leche deslactosada low fat 2% sin crema batida, con chocolate orgánico. Antes uno sólo pedía café.

La receta de la presición para atraer a los clientes ha cruzado a la industria editorial donde se busca posicionar libros con el “new paranormal teen romance”. Los libros sobre romance no atraen la atención de los lectores jovenes, así que hay que agregar que es “teen” romance. Aun así, el mensaje completo no se confiere, porque el romance adolescente de Bella y Edward es diferente y más interesante, porque es paranormal. Sin embargo, Twilight ya no está “in”, así que nadie se interesa por un libro sobre romance adolescente paranormal, a menos que sea “nuevo”.

El último cálculo que escuché o que recuerdo es que en México se lee en promedio medio libro al año por habitante. Me pregunto ¿cuánto más se leería si se ajustara la mira de la industria editorial mexicana? Quizá los estadounidenses terminan leyendo la mayoría de sus libros porque responden al incesante bombardeo mediático que los persuade a comprar y, eventualmente, leer libros. Quizá ésta sea uno de los ángulos positivos del capitalismo a ultranza: se generan sociedades que leen muchos libros. O mejor no digamos “mucho”, seamos precisos, se calcula que un gringo lee 17 libros al año.

jeliviano

Anuncios

Written by Me

diciembre 31, 2012 at 2:48 pm

Trabajar con Hombres. Trabajar con Mujeres.

leave a comment »

Entre hombres las muestras de afecto o gratitud usualmente vienen disfrazadas, especialmente en el trabajo. Entre hombres se intercambian elogios envueltos en analogías variadas, con especial acentuación hacia las del deporte.

Por ejemplo, un jefe hombre dice “bien bajado ese balón” a un subalterno que ha hecho las cosas bien. Lo que subyace aquí es un elogio para alguien que ha mostrado eficiencia, buen trato de algún asunto y en ultima instancia un resultado satisfactorio. Los hombres reciben este tipo de elogios con agrado, pues cumple la función de mostrar agradecimiento, respeto o reconocimiento sin que sea necesario poner esos conceptos claramente sobre la mesa, lo cual tiene el riesgo de generar un momento incómodo donde parecería que hay emociones involucradas.

Por razones que desconozco, el mercado laboral es principalmente ocupado por hombres, por lo tanto los hombres han aprendido a trabajar con hombres y han desarrollado rutinas de interacción laboral que se ajustan mejor a las necesidades masculinas de convivencia. Estas rutinas no funcionan en los equipos de trabajo de hoy donde cada vez hay más mujeres.

No estoy seguro de que las analogías deportivas funcionen con las mujeres, y pensándolo mejor, no creo que las analogías funcionen con las mujeres en absoluto, o al menos no como funcionan con el staff masculino.

Sospecho que las mujeres prefieren de su jefe un “gracias, lo hiciste muy bien, era una situación difícil que estresaba el negocio, y ahora que lo has resuelto, además de demostrar tu capacidad le has quitado a la empresa un riesgo importante, muchas gracias”.

Creo que al menos hay que hacer la prueba y sacar conclusiones, después de todo el temor por traer emociones a la superficie debiera disminuir, las mujeres habitan entre emociones con más naturalidad, y no juzgan a los demás por tener emociones y hablar de ellas.

 

Written by Me

diciembre 20, 2012 at 10:04 pm