José Eulogio Liviano

Todos tenemos comentarios, aquí algunos de los míos.

Archive for noviembre 2011

Viene otro agarrón para las presidenciales.

leave a comment »

Todos recordamos la elección del 2006 como una elección cerrada, donde por menos de un punto porcentual la elección fue ganada por Felipe Calderón. Hay quien dice que el conteo estuvo adulterado y que el ganador fue Andres Manuel Lopez Obrador. Puede ser, no lo sé, el caso es que fue en verdad una votación cerrada.

En aquella época parecía que AMLO mismo sentía que el triunfo era seguro. Felipe Calderon fue un caballo que salió del fondo, revelándose a las intenciones del presidente Fox y alcanzando al caballo oficial que entonces era Santiago Creel. Calderón gana la nominación del PAN con mucho menos exposición en medios, con cierta distancia en las encuestas, y no parecía el candidato más fuerte. No se puede culpar a AMLO por pensar que tenía todas las de ganar, pero perdió.

Dicen que uno aprende más en la derrota que en la victoria, así que después de 4 derrotas al hilo el PRD debe haber aprendido algo. Hoy vemos una campaña (o precampaña) de AMLO mucho más mesurada, hablando con empresarios, viajando al extranjero, buscando la unidad en la izquierda y concentrando su mensaje en una iniciativa hoy llamada MORENA, o Movimiento de Reconstrucción Nacional. Pareciera que AMLO está cambiando de estrategia, parece haber entendido que tiene que atraer a todos los sectores y ahora sí quiere estructurar su plataforma ayudado por expertos en comunicación. Este AMLO va a pelear diferente. Por ejemplo hoy en Twitter está siendo TT “AMLO con ARUISTEGUI”. Opiniones al respecto hay muchas, pero una que tiene valor para AMLO es que pocos se animan a ir con Carmen Aristegui. AMLO se dice, sí se echa ese trompo a la uña.

Al mismo tiempo se estima que los efectos de su campaña en 2006 lo alcanzarán para el 2012. En las redes sociales la gente habla de su ocupación de la Av. Reforma y el Zócalo, de su chupaleta de presidente legítimo, de su condición de mesías tropical, término acuñado por Enrique Krauze al hablar de AMLO como un tipo que nunca había salido de México, no tenía pasaporte, mucho menos visa de algún país. Krauze mostró a AMLO como un tipo sumamente ordinario, sin mundo, de alcances cortos. ¿Podrá AMLO hacer olvidar todo esto y aumentarse las posiblidades de atraer votos de demografías más diverssas?

El mismo reto tiene el PRI, la campaña de periodistas y ciudadanos por recordar las atrocidades del PRI a lo largo de décadas también esta jugando un papel en la opinión pública. ¿Podrá Peña Nieto tapar, aunque sea con cortinas de humo, ese pasado que no ayuda?

La caballada del PAN está flaca, independientemente de quién sea el candidato (por ahí dije que sería Creel en otro post), creo que no tiene posibilidades. Harán ruido, pero no repiten.

Este será un zafarrancho de PRI vs PRD. La izquierda unida en torno a un candidato, con lecciones aprendidas y con total obstinación por llegar al poder. El PRI con toda la maquinaria, la experiencia y un candidato carismático bien visto por la cúpula empresarial.

Se va a poner bueno.

jeliviano

Anuncios

Written by Me

noviembre 16, 2011 at 12:58 pm

Casting para interpretar al Papa

leave a comment »

“A horse, a horse, my kingdom for a horse” -Richard III, William Shakespeare

En la obra Ricardo III, Shakespeare describe al antiheroe como un jorobado deforme y “sin terminar”. Ricardo es una mala persona, tan mala como para pensar que es válido matar a su hermano para poder acceder al poder. Shakespeare en parte refleja la inferioridad moral de su personaje a través de su fealdad física.

Shakespeare no es ni el primero ni el último en utilizar ese recurso. En la franquicia de Batman  (comics, series y películas incluidas) “Pingüino”, “Two Face”, “El Guasón” y muchos más (excepto Gatúbela) presentan deformaciones faciales o corporales que van a tono con la maldad con que actúan.

Por otro lado, tradicionalmente los héroes en las historias tienen características físicas más agradables. Basta con ver un puñado de películas sobre la pasión de Cristo para corroborar que en general hay un estereotipo que se cumple. Un tipo espigado, delgado, de cabello limpio, dientes derechitos, mirada afable, voz profunda, maneras delicadamente persuasivas.

Dicho lo anterior, supongamos, de manera totalmente hipotética, que soy un agente de castings. Me acaban de contratar para colaborar en la adaptación al cine de una novela exitosa sobre un Papa sobresaliente, de grandes contribuciones hacia los fieles de su iglesia, que vivió hace varios siglos, y que ha sido retratado de manera muy favorable como un héroe de su época. Imagino que inmediatamente se agolparán en mi mente los atributos del estereotipo “correcto” que debe reunir un actor para conferir, a golpe de ojo, la imagen de un hombre de dios, con sabiduría y con total rectitud de intención.

Como sucede en estos casos, llegarán a mis manos decenas, no sé si cientos de fotografías con posibles candidatos a llevar el papel en la película. De una cosa estoy cierto, no escogería a alguien que se vea así.

La cara y expresiones faciales de Joseph Ratzinger, ahora llamado Benedicto XVI, no coinciden necesariamente con el estereotipo de un hombre de dios, con el corazón lleno de amor, tan lleno que el amor se le desborda a través de su mirada, a través de la calidez de su sonrisa, de la energía que irradía.

Pero bueno, los miembros del cónclave cardenalicio no son, para nada, agentes de castings.

Written by Me

noviembre 9, 2011 at 10:11 am

Humanos: autopercepción sin sustento y mentiras.

leave a comment »

De la página en Facebook de Pete Cashmore, CEO de Mashable, saqué lo suiguiente:

There’s something awry here though: 27.5% of people say they have cheated but 42.5% say they were cheated on (avg of male and female data). Something doesn’t add up!

Lo mismo sucede en las conversaciones de pasillo en el trabajo donde se concluye que todo mundo en la ciudad tiene una cultura vial y hábitos de manejo pésimos, pero nunca, nunca, nunca, hay alguien en esa conversación que admita estar dentro de esos cafres al volante. Todos son unos pulcros seguidores de las normas de circulación. Fascinante.

Estas son mentiras que decimos porque hay momentos donde juzgamos que conviene mentir, públicamente nos mostramos de tal o cual manera, como fieles amantes o excelentes conductores, aunque sepamos que estamos mintiendo.

En la misma línea, nadie admitirá nunca ser flojo, lento, grosero. Decía Descartes que el sentido común no era suficiente para descubrir la verdad de las cosas; la vida está llena de aseveraciones falsas hechas de buena fé y totalmente despojada de personas que digan “yo no tengo sentido común”.

En un estudio, del que voy a deber la fuente pero la buscaré, una investigadora puso exámenes de cultura general a un grupo de alumnos de una universidad. Al final asignó resultados a cada estudiante al azar, es decir, no calificó los examenes y entregó notas a cada estudiante, más bien de manera aleatoria asignó calificaciones aprobatorias y reprobatorias sin patron alguno. Al final ningún estudiante de calificación aprobatoria mencionó estar confundido, ninguno reconoció tener pocos conocimientos de cultura general como para haber pasado el examen. Igualmente, ninguno de los que reprobó aceptó la posibilidad de merecer la calificación, todos los reprobados decían estar seguros de contar con abundantes conocimientos de cultura general.

¿Y a qué viene todo esto? A que me parece importante recordar estos atributos comunes en las personas, sobre todo cuando hay cosas importantes en juego. Al hablar con otros humanos es importante no olvidar que nuestra autopercepción nos engaña y que tenemos incentivos para decir mentiras.

jeliviano

Written by Me

noviembre 6, 2011 at 7:56 pm

Niña maltratada. Padres maltratados.

leave a comment »

Confieso que no ví el video, sólo lo escuché. En video una niña de 16 años es golpeada principalmente por su padre, aunque también por su madre, aparentemente por algún pecadillo doméstico que cometió. La niña tenía algún tipo de paralisis cerebral, no ví el video como para decribir la precariedad de sus movimientos corporales, y la verdad desconozco el tipo de condición específica que padecía. Pero la historia está llena de giros inesperados que me desconcertaron, parece la trama de un cuento de Mario Bellatin:

1. Una niña de 16 años golpeada por su padre con todo lujo de violencia. Es triste cuando menos.

2. La niña tiene parálisis cerebral, no puede defenderse, no pude escapar, no puede reaccionar de la manera más mínima para esquivar los golpes, como un niño normal.

3. El padre es un juez, dentro de un juzgado de lo familiar en Texas. Un hombre que ostenta una posición de impartición de justicia, no civil, no penal, no mercantil… familiar, desata su ira contra su propia hija que tiene un impedimento congénito, que ella desde luego no eligió.

4. La niña grabó el video. Ella misma hizo la instalación de equipo necesario para evidenciar que sus padres la maltratan. De nuevo, no vi el video, pero asumo que la niña tiene suficiente pericia y capacidad de valerse físicamente como para urdir el plan y ejecutarlo.

5. El video lo tomó hace 7 años, y nunca había salido a la luz pública. La niña está publicando el video para desacreditar a su padre en las próximas elecciones. La niña no quiere que su papá sea juez de nuevo, creo que tiene razón.

6. El argumento del padre es que su hija ha armado un complot, resulta que recientemente la ya no tan niña fue privada de su auto de lujo y su teléfono celular. La publicación del video es una represalia. Quizá sea cierto, pero al mismo tiempo podría ser un gran servicio a la comunidad.

Si le leo esta historia a Mario Bellatin quizá en algunos pasajes me ganaría la risa, pero desafortunadamente este es un caso de la vida real.

jeliviano

Written by Me

noviembre 4, 2011 at 9:01 am