José Eulogio Liviano

Todos tenemos comentarios, aquí algunos de los míos.

Archive for enero 2011

Dark Side of the Moon. Su concepto.

leave a comment »

Del avispero de ideas que hay sobre la música popular agarré una: un disco conceptual es un disco (o CD) que hilvana todos los temas o canciones (tracks) bajo una idea común, considerada valiosa al menos por los autores de las composiciones y la grabación. La idea alcanza el arte del disco, su promoción y el diseño del show en vivo donde se presentan en vivo las canciones.

Hoy escuchamos pocos, poquísimos albums conceptuales.  Uno relativamente reciente es “Viva La Vida” de Coldplay, aunque es debatible. El album que inauguró este estilo conceptual de poner discos en el mercado es “Dark Side of the Moon” de Pink Floyd. No es debatible. Acá abajo lo que yo alcanzó a ver de conceptual en el “Dark Side of the Moon”. Aunque fue lanzado antes de mi llegada a este mundo, lo he escuchado en quizá demasiadas ocasiones.

El disco empieza con “Speak to me/Breathe”.  Inicia el track y del silencio emergen los latidos de un corazón. Alguien esta vivo, pienso. Con, voces, ruidos mecánicos y monótonos se tensa el ambiente hasta que un grito desactiva el caos, el grito que da alguien al ser parido. Me quieren contar en este album la vida de alguien, pienso, alguien que acaba de nacer. Arranca pues “Breathe”, down tempo y con una atmósfera muy de Pink Floyd. La atmósfera es de tranquilidad y contemplación, después del traumático proceso de nacer viene la calma. “Respira” dice la canción, ahora que has nacido, ahora que estás vivo.

La  liga con “On the Run” no permite espacio entre tacks. Una secuencia acelerada habla del proceso acelerado de crecer, de agregar casi un centímetro diario por años, para que la suma al final dé la estatura de un adulto. Este hombre está estirándose, pienso. “On the Run” es la premura del cuerpo humano por ejecutar todas las instrucciones que el código genético dicta desde que nacemos.

De la interpretación de dos eventos para muchos milagrosos, nacer y crecer, el album transita hacia algo más mundando: el manejo del tiempo. Parte del proceso de estar vivo es aprender que el tiempo nos gobierna, el tiempo genera estructuras y restricciones a las que muchos se ciñen y otros deciden revelarse ante ellas, aunque después se arrepientan: “and then one day you find, ten years have got behind, no one told you when to run, you missed the starting gun”.

El hombre que conocemos a través de “Dark side of the moon” se mueve de lo terrenal a lo espiritual (quizá) con “The great gig in the sky”. Instrumental, con una voz de mujer al frente de la cual Roger Waters dijo una vez “I put it there becuase I think it is so moving”. Un recordatorio de la pausa, reflexiva quizá, que hace uno en la vida para observar el cielo y buscar allá las respuestas, quizá en los astros, quizá en dios.

Y después del gozo contemplativo que se puede encontrar en el cielo el album nos lleva a “Money”. Otro de los aspectos contemporaneos, totalmente terrenales, que hay que dominar, mientras se hace la travesía de la vida. Pero la relación de este hombre con el dinero, al igual que con el tiempo, no son satisfactorias. Quizá en general, estar vivo, supone un descontento con dos de los recursos más escasos y anhelados que conocemos.

Este hombre atribulado por las situaciones fallidas que ha vivido consigo mismo debe ahora enfrentarse con situaciones fallidas con los demás. Aún no termina de entenderse a sí mismo y se da cuenta que tiene que entenderse con los demás. “Us and Them”, nosotros y ellos, los que son como yo y los que son distintos. Una complejidad más que dominar en el transcurso de la vida. Las palabras “General, gun y fighting” aunque distantes entre los versos, hablan del tono de la canción.

Esta persona con la que hemos vivido el album hasta ahora, que escuchamos nacer, crecer y experimentar los sufrimientos terrenales, ha decidido dar un viraje hacia opciones alternativas de paz y tranquilidad. Pareciera que esta persona decide ver las cosas, o la vida, en “Any colour you like”. Quizá con la ayuda de sustancias particulares uno puede llegar a ver el mundo del color deseado, y el track con su identidad psicodélica nos hace pensar que seguramente así es. Propuesta seductora que es poder ver el mundo del color que quieras, y no como es.

¿Pero qué es este retrado de la vida que nos da Pink Floyd? , ¿a dónde conduce ese zig zag entre lo mundano y lo místico, entre lo profano y lo espiritual, entre los problemas y el alivio? Algún desenlace debe haber, y Pink Floyd responde que sí, que el desenlace es: “Brain Damage”. Acaso uno debe terminar loco para poder albergar el cúmulo de experiencias que sobrevienen con la vida y poder seguir respirando como el primer dia. Quizá para continuar vivo al final uno debe de acabar loco. Quizá al final uno ya loco termina por acabarse. 

¿ Que otro final puede tener el album que nos lleva por la vida de un hombre que un “Eclipse”? En un eclipse la luz del sol desaparece, al igual que la luz de un hombre desaparece al morir. Sin embargo Pink Floyd le hace un guiño a la vida después de la muerte, pues aunque la luz desaparece en un eclipse lo hace sólo temporalmente, porque el sol regresa a brillar con el mismo esplendor de siempre. Acaso sucede lo mismo cuando se apaga la luz del hombre que vive en este album. Regresa otra vez a “Speak to me/Breathe”,a nacer de nuevo, y allá va uno a escuchar de nuevo este disco, del cuál es imposible cansarse.

See you in the dark side of the moon.

jeliviano

Anuncios

Written by Me

enero 8, 2011 at 10:08 pm